¿Conoces algo sobre el Master Lease Agreement?

Imagínese que su empresa ya tiene un contrato vigente de renting de equipos y que, en cierto momento, siente la necesidad de recurrir nuevamente al alquiler.  Aquí es donde el Master Lease Agreement puede entrar en acción, al permitir varios rentings al mismo tiempo.

 

Ahora que ya ha recurrido al renting de equipos para su empresa, y que está completamente satisfecho con todos los beneficios y ventajas que esta solución de alquiler llega el momento de necesitar un nuevo contrato durante la vigencia de su actual contrato, hablaremos de algo que viene a dar respuesta a este tipo de necesidad: el Master Lease Agreement, o MLA.

Es natural y sano que los negocios evolucionen. Después de todo, es el dinero que hace girar el mundo.  Es también natural que, en virtud de la actividad, en cierto momento de la vida de su empresa surja una duda importante.  Ahora que ya tiene un contrato de renting necesita un nuevo equipo, ¿será posible tener dos contratos de renting al mismo tiempo?  ¿Será el tope máximo aprobado para su empresa suficiente para poder alquilar más que un equipo al mismo tiempo?

Estas son cuestiones perfectamente legítimas: veamos lo que ocurre normalmente en el caso del crédito tradicional.  Sea una empresa o un particular, el hecho de que se encuentre solicitando más dinero para financiar determinada necesidad cuando ya existe otro crédito contractual significa obtener una evaluación de riesgo más elevada, que tendrá lógicamente como consecuencia inmediata el aumento del valor de la mensualidad y, por consiguiente, del grado de esfuerzo requerido para poder cumplir el pago.

Solicitar más dinero cuando ya existe otro crédito contractual significa obtener una evaluación de riesgo más elevada y, consecuentemente, un aumento del valor de la mensualidad y un grado de esfuerzo mayor.

En el caso del renting existe la figura del Master Lease Agreement.  El MLA es efectivamente una solución ideal para un escenario de coexistencia de varios contratos de renting al mismo tiempo.

 

¿Cómo funciona el MLA?

Un contrato MLA sirve como un contrato «paraguas» de funcionamiento continuo, al que las empresas pueden recurrir en diferentes momentos cronológicos para hacer nuevas inversiones, sin que para ello tengan que formalizar un nuevo contrato.  Los términos y condiciones del acuerdo original se aplican a todos los «nuevos subcontratos» subsiguientes.  En caso de que sea necesario negociar nuevos términos y condiciones, se deberá celebrar un nuevo contrato Master Lease Agreement que reemplace el vigente – situación poco probable, pero posible.

El importe máximo aprobado se calcula en función del riesgo que la empresa representa por su historial de actividad. El valor del MLA corresponderá así al importe asignado a cada empresa, y no existe un límite para el número de nuevas inversiones y contratos.

En la práctica, el principio de funcionamiento del MLA es similar al de una tarjeta de crédito: las empresas pueden realizar todas las inversiones que deseen en equipos siempre que no superen el importe límite asignado.  De la misma forma, a medida que se efectúan pagos también se habilitan créditos que podrán utilizar después.

El Master Lease Agreement se aplica normalmente durante el plazo de un año, y puede renovarse o efectuarse un nuevo contrato MLA una vez finalizado este período. En caso de interés y disponibilidad, también se puede finalizar un contrato MLA antes de la fecha de término previamente definida.

 

Mayor libertad en el alquiler

El MLA le permite beneficiarse de varias ventajas, a saber:

 

SIMPLICIDAD en el proceso

El proceso de formalización del Master Lease Agreement es muy simple, inmediato y flexible, de acuerdo a las necesidades específicas de su empresa, tal y como sucede con los contratos de renting con los que ya se ha familiarizado.

 

GESTIÓN FINANCIERA

El MLA le permite hacer una gestión de caja sana de su empresa y acumular capital, con la seguridad de que podrá en cualquier momento recurrir al renting para cualquier tipo de equipo que necesite, dentro del límite temporal y financiero permitido.

 

GARANTÍA DE CAPITAL

Al suscribir un Master Lease Agreement tendrá la garantía de que el capital pretendido estará disponible en el momento en que su empresa necesite efectivamente la inversión, y se gestionarán todos los contratos de renting de acuerdo con los mismos términos y condiciones generales – sin más preguntas ni complicaciones.

 

REPUTACIÓN DE CRÉDITO

Al recurrir al Master Lease Agreement estará preservando la liquidez de su empresa ante los bancos e instituciones de crédito, y puede recurrir en otro momento a esta herramienta financiera si necesita liquidez para hacer frente a otras cuestiones de gestión corriente o gastos inesperados.

 

El Master Lease Agreement se impone como una solución rentable muy útil para las empresas que necesiten mantener al mismo tiempo dos o más contratos de renting. Siempre y cuando este sea su caso, hable con su arrendador para saber si cuenta con esta opción. Y ya sabe: Liqui.do siempre tiene las puertas abiertas para ayudarle a encontrar la mejor solución de renting para su empresa.