Renting de equipos para la construcción civil

realice una gestión más eficiente en sus obras disponiendo de toda la maquinaria necesaria

Haga una simulación

Reciba una propuesta en cuestión de minutos. Sencillo.

El sector de la construcción civil se ve limitado por ciertas condiciones. La mayor de todas ellas es la situación económica del país, con períodos de mucha actividad intercalados con otros en los que no se realiza ninguna inversión en esta área.

La falta de apoyo por parte de los Bancos tampoco ayuda: las empresas del sector difícilmente consiguen acceder al crédito bancario, por ello deben recurrir a su propio capital si necesitan equipo nuevo. ¿Puede el renting de equipo ser de ayuda a la hora de resolver estas restricciones en el sector de la construcción civil?

Esta opción, posiblemente, ayude a encarar de forma más positiva el negocio a mediano y largo plazo, disfrutando de una mayor liquidez y previsibilidad en sus cuentas, consiguiendo acceso a la maquinaria más reciente para trabajar mejor y evitar accidentes de trabajo, con la ventaja de que el negocio no se estanque como consecuencia de no conseguir el crédito para comprar la maquinaria necesaria.

La gestión de riesgos en la construcción civil es indispensable para identificar posibles problemas con antelación; ayuda a los gerentes para que, cuando tomen decisiones, evalúen precisamente los riesgos eventuales de forma realista y favorable a la evolución exitosa del proyecto. En esta senda de minimizar el impacto de los riesgos, hay una cuestión muy importante que cualquier gerente debe considerar: ¿comprar o arrendar el equipo?

    Renting de equipos para la construcción civil

    ¿Qué empresas se beneficiarían a partir de esta modalidad?

    El renting es un servicio que se encuentra presente en varios sectores de actividad, y el área de la construcción civil no es una excepción. Sus beneficios son innegables: en lugar de comprar equipo, se paga una cuota por el respectivo arriendo y usufructo, con incuestionables ventajas a nivel operativo, financiero y logístico. Esto es así porque el equipo está siempre actualizado, su coste de explotación se vuelve más accesible, puede ser rentable para la empresa en términos fiscales y no existe la preocupación de dónde guardarlo cuando el arriendo finalice.

    Este último aspecto es más importante de lo que aparenta. ¿Ha pensado qué hará con toda la maquinaria cuando la obra termine? Encontrar un depósito para guardar material de este calibre puede fácilmente convertirse en un dolor de cabeza, no sólo por el coste extra, sino también por el hecho de que las máquinas quedan paradas, llenándose de polvillo y perdiendo su valor.

    Por otro lado, además de pensar en qué hará con la maquinaria, concentre su atención en la reducción de desperdicios. Al eliminarlos, rápidamente verá diversos impactos positivos: mejora en la calidad del servicio, reducción del tiempo de ejecución de algunas actividades y disminución del coste de producción son algunos de los principales.

    El renting de equipos para la construcción civil es una herramienta que le permitirá a su constructora y a su negocio beneficiarse de estas ventajas. Incluso, tendrá acceso a la tecnología más moderna y hasta conseguirá dar respuesta a nuevas oportunidades de negocio gracias al fácil acceso a aquellas maquinarias específicas que necesite para una obra puntual. Sumando a todo esto la deducción de las cuotas fiscales de la empresa, estará contribuyendo a la mejor salud financiera de su empresa y de su negocio, sin salidas rápidas de capital ni endeudamientos bancarios innecesarios.

     

    Ventajas del renting de equipos para la construcción civil

    OPERATIVAS

    • Le facilitará el acceso a la más moderna tecnología, en un plazo de 12 a 72 meses.
    • Le permitirá participar de proyectos puntuales gracias a la relación coste / utilización justa.
    • Potenciará la productividad general, beneficiando su negocio y reduciendo al mismo tiempo los costos.

    FINANCIERAS

    • No tendrá impacto en la liquidez del capital de su empresa y le permitirá deducir las cuotas.
    • Le permitirá definir un presupuesto más realista y fácil de cumplir hasta el final de la obra.
    • Con el renting sabrá siempre con qué contar ya que las cuotas son fijas.

    LOGÍSTICAS

    • Le permitirá tener una dimensión de la maquinaria de acuerdo con las necesidades reales del negocio.
    • Debido a que los equipos se arriendan, no se considerarán activos de la empresa.
    • No tendrá que preocuparse por el destino de los equipos cuando el contrato de arriendo termine.

     

    ¿Quiere saber si el renting es la mejor opción para su constructora? Introduzca los datos de su empresa en nuestro simulador. Recibirá un correo electrónico con el límite aprobado. También se le dará a conocer la duración máxima disponible para su contrato de renting. Sencillo, ¿verdad?

     

    Conozca el valor máximo financiado

     

    Cómo funciona…

    ¿Por qué recurrir al renting en el sector de la construcción civil?

    Todas las áreas de la actividad comercial buscan hoy en día maneras de ahorrar, y el sector de la construcción no es una excepción. La recesión mundial que marcó el inicio de este siglo hizo resaltar los efectos nefastos de la volatilidad de los ciclos económicos. Sin embargo, los negocios no se detienen y por ello el renting surgió como una respuesta transversal a todos los sectores, independientemente del costo, del tipo o hasta del tamaño de los equipos pretendidos.

    Ante cualquier duda e incertidumbre, el renting de equipos se afirma cada vez más como una solución viable para el acceso a equipos de construcción, contribuyendo a que las empresas del sector puedan recortar gastos y gestionar su negocio de una forma económicamente más estable y sostenible.

    Dicho esto, todas las empresas que desarrollen sus negocios en el mercado pueden beneficiarse del renting, independientemente del costo, del tipo o hasta del tamaño de los equipos pretendidos. Desde los dispositivos móviles que el equipo de ingeniería utiliza en el lugar de la obra, como tablets o equipos de radio, hasta maquinaria de intervención más pesada, como grúas o retroexcavadoras; el renting está a la altura de cualquier proyecto o desafío. Es una solución sensata y lógica en la mayoría de los casos.

     

    ¿A quién pertenecen los equipos?

    Siempre que no compre los equipos, no serán suyos. Sin embargo, al finalizar el contrato, podrá comprarlos por un precio justo de mercado (valor que no se definirá en la celebración del contrato, ya que dependerá de la valorización / devaluación del mercado) o puede hacer un nuevo contrato para adquirir equipo más reciente.

    El renting de equipos para la construcción civil ofrece además la ventaja de no tener que presupuestar los costos de mantenimiento y almacenamiento, ya que los mismos no son considerados activos de la empresa. Por supuesto, si decidiera comprarlos, tendría la opción de poder venderlos posteriormente y obtener algún tipo de retorno sobre su inversión, aunque el margen de depreciación del valor sea razonablemente alto al final del primer año.

     

    Antes de tomar una decisión: ¿comprar o arrendar?

    El renting ¿ofrece siempre más ventajas frente a la compra?

    Por regla general, el renting tendrá sentido no sólo cuando los equipos se utilicen a corto plazo (12 a 24 meses), sino también, y sobre todo, en los casos de mediano a largo plazo (entre 24 y 72 meses). Tendría sentido comprarlo en el caso de que necesite el equipo durante algunos años más o si está seguro de que realizará un trabajo especializado que requerirá un equipo de construcción con una frecuencia bien establecida en el cronograma de proyectos.

    En materia de estabilidad financiera, el renting no tendrá peso en el capital de su empresa de la misma forma en que lo tendría la compra de un equipo. Sin embargo, es aconsejable que evite hacer varios rentings en un período de tiempo relativamente corto, pues el costo podrá aumentar hasta el punto de sobrepasar el gasto de una compra.

     

    ¿Me encontraría mejor equipado si compro el equipo?

    Antes de avanzar en una decisión, analice el número de contratos firmados para determinados trabajos que tiene en mano y los compromisos que probablemente pueda adjudicar a su empresa, y qué equipo exigirán. Estudie de forma prospectiva la agenda de proyectos de su constructora a corto y mediano plazo. Incluso si concluye que sólo necesitará tener el equipo por un corto período de tiempo para aquel proyecto especial en el que el costo del equipo inviabilizaba el plan de concursar, opte por el renting.

    Si compra su propio equipo, tendrá acceso a él siempre que desee y estará siempre listo para usar en cualquier trabajo según sea necesario. Poseer el equipo significará tener la flexibilidad para manejar cambios y limitaciones de diverso orden, ya sea debido a condiciones climáticas, pedidos extra del cliente o a cualquier otra circunstancia que pueda surgir. El renting de un equipo posiblemente implique algún tiempo de espera mientras se libera la disponibilidad del mismo, por muy breve que este sea.

     

    Desventajas de la compra

    Sin embargo, comprar el equipo también tiene desventajas: el mantenimiento y la reparación de averías serán gastos adicionales (en el renting estos gastos tampoco se reflejan en la cuota mensual, ya que son servicios contratados aparte por el proveedor, representando un impacto mucho menor en el flujo de caja operativo de la empresa), y cuando no lo necesite más tendrá que encontrar un lugar donde guardarlo. Aunque pueda venderlo, no conseguirá recuperar la parte sustancial del capital invertido.

    Además, en cuanto a lo que respecta a los valores, hará bien en preguntarse: ¿habrá gastos asociados al renting de equipos para la construcción civil? El único gasto del que tendrá que preocuparse y que deberá analizar en su presupuesto es el de las cuotas mensuales, pagadas mediante una sola factura a un solo interlocutor. Es tan sencillo, práctico y económico como esto.

     

    Compra vs. renting: cálculos mentales

    COMPRA

    • Implicará un fuerte impacto en la liquidez de la empresa, con considerable descapitalización en el momento de la adquisición.
    • El mantenimiento obligatorio queda a cargo del propietario, que asume también el riesgo de los gastos derivados de averías parciales o totales.
    • Cuando no se encuentre en uso, el equipo requerirá espacio adicional para guardar y a menudo acumulará polvillo.
    • Cuando deje de ser necesario, el equipo podría venderse pero con un alto índice de depreciación.

    RENTING

    • El equipo se adquiere sin que impacte en el capital y la cuota mensual se puede deducir fiscalmente de la empresa.
    • La asistencia técnica del equipo se establece en el contrato de renting, liberando a su empresa de más gastos.
    • Cuando no se utilice, no será necesario preocuparse: el intermediario de su contrato de renting se encargará de todas estas cosas.

     

    ¿No sería más ventajoso optar por el crédito?

    Todos sabemos que el sector de la construcción civil está aún en proceso de recuperación. Aunque no se acerque a los números de otros tiempos, son evidentes las señales de recuperación y las buenas noticias se van haciendo oír. Sin embargo, y además de la necesidad general de una mayor inversión pública.

    Aunque el “grifo” del crédito se vuelva a abrir, hay que considerar si esta es efectivamente la solución más ventajosa frente al renting. Tradicionalmente suele ser un proceso más burocrático y largo, además de la cuestión de pasar a un saldo pendiente para equilibrar hasta el cero en su término; por otro lado, recuerde que los equipos serán suyos, por lo que al finalizar el contrato o los proyectos tendrá que lidiar con los problemas y preocupaciones que ya hemos mencionado.

    No se olvide de otro aspecto importante: al adquirir créditos más recientes, comprará tecnología para la que su equipo todavía no tiene la preparación necesaria. Si opta por acceder a estos mismos equipos a través de renting, tendrá acceso a un útil paquete de instrucciones y orientaciones técnicas para la correcta y eficaz operación de la maquinaria en cuestión. Cuentas hechas, es un gasto extra que puede evitar.

    Antes de tomar una decisión, compare los distintos escenarios disponibles. ¿Le gustaría conocer el importe máximo financiado para su constructora?

     

    Realizar una simulación

     

    ¿Cómo escoger el asociado adecuado?

    A la hora de elegir un asociado, busque una empresa con amplia experiencia en el mercado y que le ofrezca un servicio completo de asesoramiento sobre los equipos más adecuados para su caso específico. Asegúrese de que el servicio de renting contratado sea llave en mano y presentado en una sola factura periódica, de fácil gestión y que le garantice no sólo el acceso al equipo más adecuado, sino también el transporte hasta el lugar a donde lo necesite.

    Para mayor tranquilidad, infórmese sobre la cuestión del mantenimiento obligatorio o reparación por avería, o en caso extremo de la sustitución del equipo, aquellos aspectos no incluidos en la cuota mensual y que, por lo tanto, deberán ser considerados y contratados aparte.

     

    Liqui.do: el renting adecuado para su empresa

    La solución de renting que le ofrece Liqui.do no interpone barreras innecesarias ni burocracia interminable a las empresas. Nuestros criterios de aprobación consideran variables muy particulares frente a las que la generalidad del mercado practica; siempre encontrará disponibilidad de nuestra parte y nuestra respuesta será ágil frente a otras opciones, en particular fondos comunitarios y créditos bancarios.

     

    ¿Por dónde empezar?

     

    Simule el límite disponible

    Después de ingresar los datos de su negocio, recibirá un correo electrónico con la indicación del importe aprobado para su empresa. Elija el equipo que necesita y presente la oferta de renting a su proveedor de equipos o comuníquese con nosotros para que nos pongamos en contacto con uno de nuestros proveedores. Firme el contrato digital y dentro de pocos días el equipo será entregado e instalado en la dirección que indique.

     

    mejore la liquidez de su constructora:
    arriende los equipos necesarios para las obras en curso.

    realizar simulación